Categorías:
Brands, PLV, Retail

Las cinco fuerzas de las marcas de retail

En un mundo cada vez más conectado, los sectores dedicados al mercadeo tienen que estar pendientes a los constantes cambios que los rodean. Cada participante de la cadena de comercio tiene que diseñar sus propias estrategias para adaptarse a las transformaciones vertiginosas del sector. En este artículo, vamos a conocer en profundidad el negocio del retail y las fuerzas que lo definen a lo largo de su evolución.

La cadena de comercio está compuesta por diferentes etapas, entre ellas, la producción, distribución y el consumo de los productos. Para satisfacer a los clientes, las empresas tratan de mejorar y evolucionar cada etapa del comercio. Una de las etapas más complejas es la distribución, aquí, en este punto intermedio es donde ubicamos el retail o comercio minorista.

El retailer es aquel que compra productos en pequeñas cantidades a los importadores o mayoristas y los vende en unidades individuales o pequeñas de manera directa al consumidor final. Las marcas de retail se enfrentan a muchos desafíos en los nuevos escenarios que se les plantean.

Vamos a conocer a grandes rasgos, las características que definen el retail.

Key facts del retail

  • El retail es el enlace al consumidor final
  • Su prioridad es tener superficies de venta
  • Compran mercancías por unidades y no en grandes lotes
  • Compra sus productos al comercio mayorista
  • Amplio abanico de estrategias de comercialización
  • Para llevar a cabo las estrategias, se requiere que conozca de una manera más personal al consumidor
  • El privilegiado enlace con el cliente final le proporciona mayores conocimientos sobre sus necesidades y preferencias
  • Encontramos diferentes tipos de comercio minorista, entre ellos: Minorista tradicional, Minorista de libre servicio, Minorista mixto

Importancia del comercio minorista

La actividad del mercado de retail es de vital importancia para cualquier economía. Son los responsables de la transferencia de productos y bienes hacia el consumidor final, lo que les otorga un papel importante en la cadena de comercialización.

El retail está en constante evolución, ya que el sector del comercio cambia de forma habitual. Este mercado tiene la obligación de innovar, buscar y mejorar las maneras de transportar, vender y promocionar los productos. Por lo tanto, este constante movimiento impulsa otros sectores que nos concierten, tales como el del marketing, el diseño, la administración y la publicidad. Puedes conocer buenos ejemplos de adaptación de estos mercados en nuestro artículo Las prioridades del packaging en tiempos de crisis.

En España existen 762.388 empresas de retail que representan el 13% de la economía nacional, el 17% del empleo total del país en 2019. Fuente: Resumen ejecutivo del sector del comercio en la economia Española – CEOE

Las cinco fuerzas de las marcas de retail:

Como hemos comentado, el retail se enfrenta a nuevos retos de manera constante. A medida que estudiamos la evolución de los mercados, podemos considerar las siguientes cinco fuerzas como cualidades buenas y útiles que han guiado su progreso.

Templanza o Adaptación

La templanza es la virtud de actuar con moderación y consideración. Para describir la templanza podríamos utilizar otros adjetivos como prudencia, juicio o sabiduría. En el ámbito del retail lo podemos apreciar cuando las marcas se adaptan al estilo de vida de los consumidores. La adaptación es clave para sobrevivir en este sector.

Justicia

El negocio minorista ha aportado nuevas perspectivas en el ámbito de la comunicación marca-cliente. De esta manera, la relación marca-comprador ha cambiado en estas últimas décadas. En el pasado, los roles estaban claros, la marca hablaba y el consumidor escuchaba, creando una relación distante entre ellos. En la actualidad hay mucha comunicación marca-cliente y la relación es más equitativa.

Sabiduría

La sabiduría es la cualidad de poseer gran cantidad de conocimientos y utilizarlos con sensatez. Como hemos comentado anteriormente, la innovación y el crecimiento del mercado. requieren de estudios actualizados. Las nuevas tecnologías y el big data han aportado mucho valor al crecimiento de las marcas, ya que han permitido utilizar datos para mejorar diferentes aspectos de las mismas. De esta manera los datos se convierte en el oportunidades.

Valor

Los mercados minoristas son expertos en implementar valor a los productos. Como dirían los marketinianos el packaging es el “Santo Grial” de las acciones de comunicación. La calidad, color y tacto del envase son muy relevantes a la hora de aportar valor a un producto, ya que pueden cambiar las expectativas del cliente en segundos.

Para que tu marca esté puesta en valor, tienes que trabajar el Branding de la misma. En nuestro artículo Branding: Mucho más que un logo podrás conocer todos los componentes de una marca y sus características.

Amor

En la era de la información las personas se guían por los sentidos. Una imagen potente, un sonido envolvente o una olor peculiar puede ser la clave para transformar un producto en una experiencia. En los grandes mercados las interacciones con el consumidor son frías y visualmente no son bonitas. Los mercados minoristas tratan de ser cercanos y originales. Utilizan con éxito el amor como motivador en el comercio minorista.

Las 5 fuerzas de las marcas de retail:

  • Templanza o Adaptación
  • Sabiduría
  • Justicia
  • Valor
  • Amor

¿Necesitas poner en valor tu producto?

Tengo un nuevo proyecto

Compartir

También te puede interesar:

  • Kit Digital: Subvenciona la transformación digital de tu marca
  • Técnicas de visualización de productos en eCommerce
  • Packaging y realidad aumentada: la nueva experiencia de marca en el linea
  • Claves para crear una página de producto perfecta en tu ecommerce
  • Transformación digital y futuro del sector de la limpieza
  • Las cinco fuerzas de las marcas de retail
  • Las prioridades de packaging en tiempos de crisis
  • 6 claves para el packaging de comercio electrónico
  • Las tendencias en packaging que han llegado para quedarse
  • Branding: mucho más que un logo